lunes, 20 de octubre de 2014

VIEJA MALETA, NUEVO REVISTERO

 Por fin vuelvo al blog con algo que hace mucho tiempo que estaba deseando hacer. Recuperar esta vieja maleta que utilizaba mi padre para llevar los muestrarios cuando era representante de perfumería.

MATERIALES:
-Maleta.
-Restos de papel pintado.
-Cola blanca.
-Esponja.
-Estropajo.
-Barniz brillante. (el bote de la foto es mate y no me gusto como quedaba así que utilizé uno que tenía por casa que sirve para muchas manualidades, se llama ALKYL)
-Limpiametales.


Primero lijé las partes metálicas para quitarles algo del óxido. Tuve que tener mucho cuidado con los remaches porque al lijarlos rozas alrededor y como la maleta es de cartón duro se podía dañar.


Después limpié toda la superficie con una esponja con un poco de jabón y pasé un paño para secar un poco.

Mientras se iba la humedad froté las partes metálicas con un limpiametales.


Ahora empieza lo mejor. Medí todas las partes internas de la maleta y fuí recortando el papel a la medida de cada una.


Los pegué con cola blanca rebajada con un poquito de agua porque si se echa mucha se ablanda demasiado el papel y la maleta.




Una vez pegados todos los papeles se procede a dar una capa del barniz por toda la maleta, incluidas las partes metálicas.


El asa no la quise pintar porque creo que queda bien así desgastada, sólo le di la capa de barniz. La cinta es la original que se utilizaba para cerrar la maleta, la lavé con cuidado y le puse un poco de cola blanca en el extremo para que no se deshilachase.




Esta es la nueva vida para la vieja maleta de trabajo de mi padre. Gracias por guardarla tanto tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario